lunes, 11 de junio de 2012

Sin discriminación es posible erradicar el VIH

Foro por la Vida. Autor: Acción Solidaria ACSOL
En materia de VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), todas las personas deberían estar correctamente informadas, disponer de medios de protección y de facilidades de diagnóstico y, en caso de contraerlo, recibir atención adecuada y el acceso, sin interrupciones, a los medicamentos apropiados para proteger su salud y su vida. Pero, el cumplimiento de estos pasos ha sido posible en la medida que se ha derrotado la discriminación. Con los conocimientos y métodos que hoy existen, toda enfermedad asociada al VIH es tratable, toda muerte es evitable y toda transmisión es prevenible. Si han seguido ocurriendo, es porque la discriminación no se ha detenido, y los contextos jurídicos, políticos e institucionales donde aún se practica, son débiles para garantizar la igualdad y la universalidad de derechos.
La discriminación es la práctica de negar, privar, desfavorecer o excluir a determinadas personas del reconocimiento, goce o ejercicio de derechos. Tiene origen en estigmas —basados en alguna o varias características humanas distintivas— que ponen en duda la dignidad de las personas, las degradan socialmente y las hacen objeto de actitudes y acciones hostiles. Es posible discriminar cuando se posee alguna forma de poder —por autoridad, estatus, ascendencia o conocimiento— que consigue ejercerse de manera arbitraria y, apoyándose en los estigmas, actúa impunemente con la intención o el resultado de menoscabar derechos.
En Informe 2011 sobre el Derecho a la no discriminación de las personas con VIH, presentado por Acción Solidaria y otras 7 organizaciones , se encontró que 73% de 1.332 usuarios de servicios de salud públicos en 8 estados del país, no había dicho a nadie su condición —con excepción del médico— por temor a ser objeto de tratos discriminatorios. Más de 22% experimentó discriminación por su condición de personas con VIH y 48% por su identidad de género y orientación sexual. Estos actos se practicaron con mayor frecuencia en centros de salud y familias; y los grupos más discriminados fueron las embarazadas, los jóvenes y las personas de la diversidad sexual.
Que el Estado venezolano, después de 30 años de epidemia, todavía no garantice derechos universales en materia de VIH favorece y mantiene la discriminación. Por la ausencia de políticas de prevención, la epidemia sigue en ascenso, con 11.000 nuevas infecciones anuales. En Acción Solidaria, 15% de las pruebas de detección realizadas a menores de 25 años da un resultado “reactivo”. Por la inexistencia de un sistema de vigilancia epidemiológica, se desconoce la situación del 70% de personas con VIH —estimadas en 161.510— y sus impactos diferenciales por edad, identidad de género, orientación sexual y condición socioeconómica.
Asimismo, por la falta de acceso a pruebas diagnósticas y de control, muchas personas aún no saben que tienen el VIH y más del 40% tarda entre 2 y 5 meses para saber su estado de salud. Por el déficit de servicios de salud y de médicos especialistas, apenas 38% de las personas con VIH tiene acceso a tratamientos por vía del sistema sanitario público. De las 1.600 personas que mueren injustificadamente al año, un número importante es producto de las fallas recurrentes en la entrega de tratamientos.
Desde los años ochenta existen en el país más de 90 organizaciones de la sociedad civil —al menos una en cada estado— dedicadas a frenar la expansión del virus y a la defensa de los derechos de las personas con VIH. Acción Solidaria, por ejemplo, atiende unas 1.050 consultas médicas y psicológicas al año; dona antirretrovirales a unas 400 personas cuando existen fallas recurrentes; recibe más de 1.000 llamadas anuales en el Centro de Información Nacional de VIH/Sida (0212-952-2009), 10.000 consultas mensuales en su sitio web, y forma a más de 250 personas como educadoras anualmente. Gracias a la lucha de las organizaciones por derrotar la discriminación, las personas han tenido acceso a información, servicios y tratamientos, que hoy son obligaciones del Estado venezolano por mandato judicial, y que exigimos se cumplan cabalmente.


[2] Aciva, Agvid, Amavida, Fundación Gran Familia de la Salud, Mavid, Proyecto de Vida y Stop VIH.


@accionsolidaria
El Foro por la Vida es la coalición de ONG´s venezolanas en DDHH

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada